Loading images...

Teresa Cavero presenta la campaña global “CRECE”

De acuerdo con el reporte “Cultivar un futuro mejor. Justicia alimentaria en un mundo con recursos limitados” que lanzó hoy Oxfam a nivel global, se están revirtiendo las décadas de la lucha contra el hambre debido al quiebre del sistema alimentario y a la crisis ambiental. “El aumento de los precios de los alimentos y los continuos ciclos de crisis alimentarias en diversas regiones del mundo, dejarán a millones de personas hambrientas a menos que se cambien radicalmente las formas de cultivar y distribuir los alimentos, y es por eso que hoy Oxfam lanza su nueva campaña mundial por un mundo libre de hambre: CRECE.” Fue con esta frase que Teresa Cavero, investigadora global de Oxfam, presentó la campaña a los participantes y a los medios guatemaltecos durante el foro de Justicia Alimentaria en Guatemala.

“El mensaje de “CRECE” es muy sencillo: Otro futuro es posible y podemos construirlo juntos”, y continuó Cavero “Debemos llevar esperanza y oportunidades a los casi mil millones de personas que sufren hoy de hambre. Debemos hacer frente al desastre que se avecina con la demanda de alimentos cada vez mayor y debemos proteger a los ecosistemas que sostienen la vida”. La investigadora planteó los tres retos que hay que abordar como el reto de la producción sostenible, el reto de la equidad, y el reto de la resilencia.

Durante su presentación la investigadora resaltó la importancia que esta campaña tiene para Guatemala, país que sufre de altos índices de desnutrición, enfermedad, y pobreza, y entre algunos de las cifras que destacó fue que en Guatemala uno de cada dos menores de cinco años sufre desnutrición crónica. También habló del problema del alza de los precios a nivel mundial donde se cree que los precios internacionales de los alimentos aumentarán entre un 120% y un 180% para el año 2030  Esto afectará fuertemente a Guatemala, ya que el país sólo produce el 20% de los alimentos que consume. El resto lo importa.

Para concluir la investigadora hizo un llamado a los gobiernos, especialmente al G20, para que lideren la transformación hacia un sistema alimentario más justo y más sostenible a través de la inversión en agricultura; la valoración de los recursos naturales de Guatemala y del mundo; una mejor gestión del sistema alimentario; y la creación de iguales oportunidades para las mujeres que producen la mayor parte de los alimentos. También hizo un llamado al sector privado para cambiar el actual modelo de negocios donde las ganancias se alcanzan a expensas de los productores pobres, los consumidores y el medio ambiente: “En Guatemala 80% de la tierra cultivable está en manos del 8% de los productores, en su mayoría grandes terratenientes, que la dedican a la siembra de palma para generar biocombustibles, que además de necesitar poca mano de obra, no es un producto dirigido a la alimentación”, dijo la investigadora.

Finalmente la investigadora también habló de la responsabilidad de los gobiernos para enfrentar el hambre y la vulnerabilidad. “Los gobiernos deben de desarrollar la resilencia, o mecanismos que ayuden a su población a recuperarse lo antes posible ante crisis económicas o producidas por desastres, a través de política de empleos, adaptación al cambio climático, investigaciones para reducir los desastres, y programas de protección social. Establecer reglas que regulen los mercados y poner fin a los subsidios que distorsionan el mercado, entre otras cosas”.


Para conocer un pequeño extracto del discurso de esta investigadora, da clic en el siguiente video:

Para leer otras publicaciones relacionadas con el tema, puedes dar clic en:
Lanzamiento de la campaña CRECE en Guatemala

Inauguración del Foro “Justicia Alimentaria en Guatemala”

Panel Multisectorial: ¿Qué se está haciendo bien y qué se debe mejorar en la Justicia Alimentaria de Guatemala?

Conversación con los partidos políticos respecto a sus propuestas para combatir el hambre en Guatemala.

Post a Comment