Loading images...

Nicaragua: Días de temblor

Esta semana el mundo ha puesto sus ojos en Nicaragua. Una oleada de sismos que superan los seis grados en la escala abierta de Ricther tienen a la población durmiendo en las calles y especialistas internacionales estudiando e intentando explicar este fenómeno. Marco Minelli, responsable de Acción Humanitaria de Oxfam en el país, nos cuenta un poquito más de lo vivido por la población nicaragüense esta semana de “alerta roja”.

El domingo 13 de abril y tras dos días en los que la tierra no dejó de temblar, el gobierno de Nicaragua hizo un llamado a la población: tomar todas las medidas de precaución, incluyendo la de dormir en los porches de las casas debido al alto riesgo de un sismo mayor. El Instituto Nacional de Estudios Territoriales había detectado la reactivación de algunas fallas, entre ellas la “falta del Estadio”, esa que en 1972 provocó el terremoto que borró del mapa a Managua, la capital del país.

Los pronósticos fueron acertados porque a las 23:07 del domingo un evento de magnitud 5.6 pero muy superficial (de apenas 5.7 km de profundidad) asustó fuertemente la población y causó daños menores. Lo siguieron muchas, cientos de réplicas. ¿Llegará un gran terremoto?

Desde entonces el país está en alerta roja. Según la Ley Nacional # 337, la alerta máxima “es la que se determina cuando se produce un fenómeno de forma súbita y que de forma intempestiva causa impacto en parte o en todo el territorio nacional y de inmediato se deben de determinar las medidas de búsqueda, salvamento y rescate de la población afectada, creación de refugios, asistencia médica, evaluación de daños y la determinación de las necesidades y la aplicación de los planes de asistencia independientemente de la magnitud del desastre, así como las demás medidas que resulten necesarias para la preservación de la vida de los ciudadanos y del resguardo de los bienes de esos y del estado”.

Nuestro trabajo

Inmediatamente después del primer sismo, al acabar la tarde del jueves 10 de abril (¡y desde entonces hasta ahora!) el personal de Oxfam presente en la oficina evacuó su espacio de trabajo, regresó a sus casas y mantuvo informado de la situación a todos los niveles de la organización. ¡En estas situaciones la información es clave para tomar decisiones!

Por el momento no prevemos ninguna acción humanitaria, esto considerando que los daños causados por los eventos ocurridos no han sobrepasado la capacidad del Estado. Eso sí, seguiremos de cerca la evolución de los sismos y nos mantendremos en coordinación con las autoridades nacionales, el Sistema de Naciones Unidas y los equipos de Oxfam en nuestro continente y en otras regiones del mundo.

 

Post a Comment