Loading images...

Las mujeres rurales en Honduras exigen su derecho a la tierra


En el marco de la campaña “Cosechemos Justicia para las Mujeres del Campo”, las 16 organizaciones de mujeres campesinas, indígenas, garífunas y cooperativistas, presentan el documental “La Tierra que Lucha” que evidencia la situación que viven 2 millones de mujeres rurales en Honduras.

 

Tegucigalpa, 10 de abril 2014-. A través de la investigación “Situación de las Mujeres Rurales Pobres en Honduras y su Acceso a la Tierra y el Crédito”, y del documental corto “La Tierra que Lucha” se demuestra con hallazgos y estadísticas una realidad ya conocida, sin embargo invisible durante décadas en Honduras. Hoy, ante autoridades estatales, medios de comunicación y representantes de la cooperación internacional, las mujeres pertenecientes a 16 organizaciones presentaron las evidencias del olvido al que los distintos gobiernos han sometido a las campesinas e indígenas, potenciando la desigualdad en el acceso a la tierra, el crédito y asistencia técnica.

De acuerdo a la investigación, de los 2 millones de mujeres que habitan en el área rural del país, el 92% no posee títulos de propiedad sobre tierras ya que las distintas políticas y reformas agrarias han sido excluyentes hacia la población femenina. “La reforma agraria de 1974 nos excluyó de ser beneficiarias directas y la ley actual de modernización agrícola nos ofrece derechos limitados y confusos, la titulación solo puede ser en pareja y generalmente concluye con títulos a favor del hombre”, afirmó Esperanza Cardona, dirigente campesina y vocera de la campaña “Cosechemos justicia para las mujeres del campo”.

A través de este estudio las mujeres rurales solicitan al estado hondureño tomar las siguientes medidas para disminuir la brecha de desigualdad existente en la tenencia de tierra:

1- Para superar la pobreza rural y desigualdad entre los géneros, se necesita un cambio de modelo Económico- Social, el que deberá sustentarse en un desarrollo territorial equitativo, en la eliminación de la cultura patriarcal, en la implementación de una reforma integral del agro y la prioridad en el desarrollo del mercado interno de la producción de alimentos (nacional, regional y local), asegurando la participación de las mujeres.

2- El Estado de Honduras debe ratificar el protocolo facultativo de la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación hacia las mujeres, asegurar en una legislación agraria el derecho de las mujeres a ser propietarias de la tierra, es decir la entrega de un título a su nombre.

3- Garantizar la incorporación de un enfoque de género en todos los programas, proyectos e iniciativas de titulación de tierras actualmente vigentes.

4- Demandar del Estado de Honduras el diseño e implementación de un plan de emergencia para redistribución y titulación de la tierra a las mujeres rurales en las zonas más pobres y con riesgo alimentario.

5- Diseñar y poner en práctica un programa nacional, regional y local de financiamiento para las mujeres rurales pobres que contemple la coordinación y complementación entre la SIFAR, INF, cooperativas de ahorro y crédito y la banca Estatal BANADESA.

6- Formular el presupuesto nacional y el de los gobiernos locales con enfoque de género, de igual forma en todas las instituciones agrarias como: el Instituto Nacional Agrario, la Secretaría de Agricultura y Ganadería, el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola, entre otras. Asimismo exigimos el restablecimiento y fortalecimiento de las unidades de la mujer en estas instituciones y en los Gobiernos Municipales.

Puedes leer el estudio completo aquí: Mujeres rurales pobres HONDURAS

Post a Comment