Loading images...

Riquezas extremas: Fortunas para unos, desigualdad para todos

Marcha por la justicia fiscal en República Dominicana publicada por MOMAPUESAN. Diciembre 2012.

Los ingresos en 2012 de las 100 personas más ricas del planeta podrían acabar cuatro veces con la pobreza mundial

La explosión de la riqueza y los ingresos extremos está exacerbando la desigualdad y dificultando la capacidad mundial para atajar la pobreza, según advierte hoy la organización internacional Oxfam en un comunicado hecho público a pocos días del Foro Económico de Davos, que tendrá lugar la semana que viene.

Los 240.000 millones de dólares de ingresos netos de las 100 personas más ricas del planeta bastarían para acabar cuatro veces con la pobreza extrema, según el informe ‘The cost of inequality: how wealth and income extremes hurt us all’. (El coste de la desigualdad: cómo la riqueza y los ingresos extremos nos dañan a todos). El informe hace un llamamiento a los líderes mundiales para contener los ingresos extremos y que se comprometan a la reducción de la desigualdad, al menos hasta los niveles existentes en 1990.

El 1% de las personas más ricas del planeta han incrementado sus ingresos en un 60% en los últimos 20 años y la crisis financiera no ha hecho más que acelerar esta tendencia, en lugar de ralentizarla.

Oxfam advierte de que la riqueza y los ingresos extremos no sólo no son éticos, sino que además son económicamente ineficientes, políticamente corrosivos, socialmente divisores y medioambientalmente destructivos.

Françoise Vanni, Representante Regional de Oxfam para América Latina y el Caribe afirma: “America Latina sigue siendo hoy en día la región con el mayor índice de desigualdad del mundo, a pesar de todo el trabajo hecho de combate a la pobreza. La cuestión es que la pobreza extrema es solo un lado de la medalla, hay que enfrentar también el otro lado: la riqueza extrema”.

“Por un lado, los recursos más básicos, como la tierra y el agua, siguen concentrados en las manos de pocos. Vean el caso de Paraguay, donde poco más del 2% de la población detiene el 85% de las tierras. Por el otro lado, America Latina es la tierra natía de cuatro de las personas más ricas del mundo”.

“La concentración de recursos en las manos del 1% más rico debilita la actividad económica y hace la vida más difícil para el resto – particularmente los que están el los peldaños más bajos de la escalera económica.”

Oxfam afirma que los líderes deben aprender de los éxitos actuales de países como Brasil, que ha crecido rápidamente al tiempo que reducía la desigualdad, redistribuyendo los beneficios del crecimiento económico a toda la sociedad.

Según Vanni “desde paraísos fiscales hasta marcos legislativos y regulatorios débiles, los más ricos se benefician de un sistema económico global que está amañado a su favor. Es hora de que nuestros líderes cambien el sistema para que funcione en el interés de toda la humanidad en lugar de hacerlo para una élite mundial”.

Acabar con los paraísos fiscales – que albergan cerca de 32 billones de dólares (o una tercera parte de la riqueza global) podría generar 189.000 millones de dólares adicionales en recaudación impositiva. Además, otras medidas deberían incluir elementos como:

- Revertir la tendencia hacia una forma impositiva regresiva
- Aplicar un tipo mínimo global a las empresas
- Medidas que incrementen los salarios en comparación con los rendimiento del capital
- Incrementar las inversiones en los servicios públicos universales y en redes de protección

Contacto para medios de comunicación:

Riccardo D’Emidio, Coordinador de Medios y Comunicación para LAC.
Email: rdemidio@oxfam.org.uk
Tel: +52 (55) 50 615 670 ext 665
Cell: (desde Mexico) 044 551320 8796; (de otros paises) + 52 1 551320 8796.

 

Post a Comment